El amanecer del planeta de los simios (2014)



El amanecer del planeta de los simios es una película useña de aventuras dirigida por Matt Reeves.



En 1963 se publicó la novela El planeta de los simios de Pierre Boulle, cinco años después se estrenó la versión cinematográfica, que aunque tenía varias diferencias con la versión escrita tenía sorpresa al final también. Cuatro continuaciones y dos series después la saga pereció hasta que en 2001 Tim Burton estrenó su visión de la misma, que no tuvo muy buena acogida. En 2011 se estrenó una nueva versión, «El origen del planeta de los simios», que sorprendió a todo el mundo que nos esperábamos algo parecido a las versiones anteriores y nos encontramos con algo completamente distinto. Poco han tardado en sacar la continuación y, sorprendentemente, no ha bajado el listón. Esta nueva saga simiesca está bastante mejor que la original.



Comienza la película contándonos como un virus surgido de la empresa de la primera parte hizo morir a una gran parte de la población humana, la gente lo relacionó con los simios y se llamó la gripe de los simios. Han pasado diez años y vemos como viven los simios huidos. Su lider, César (Toni Astigarraga), lleva una especie de comuna buenista, al estilo Ewok, en la que la regla es «simio no mata a simio». Cierta mañana al volver de pescar, Ojos azules, el hijo de César, y un amigo se encuentran con Carver (Kirk Acevedo), este se asusta y dispara matando a uno de los monos. El resto de la tribu se acerca para defenderse y encuentra a un grupo de humanos compuesto por: Malcom (Jason Clarke) y su hijo Alexander (Kodi Smit-McPhee), Ellie (Keri Russell), Foster (Jon Eyez) y Kemp (Enrique Murciano). César les dice que se vayan y lo hacen, pero los simios les siguen para ver dónde viven.



Al llegar a su escondite los humanos le cuentan a Dreyfus (Gary Oldman) que han visto a los simios. Este les pide que no se lo cuenten a nadie, pero los monos se presentan por sorpresa y asustan a los humanos. César les dice, más o menos, que cada uno en su casa y Dios en la de todos y se marcha. 



Pero hay un motivo por el cual los humanos necesitan ir cerca del poblado Ewok... digo, de los simios, y es que cerca hay una presa que si se pone en funcionamiento dará electricidad y podrá conseguir que ese grupo humano se ponga en contacto con otros, si los hubiere. Así que Malcom y su grupo deciden volver a ver a César y pedirles que les deje hacer su trabajo. César acepta, aunque se pone en su contra Koba (Domenech Farell), que no nos quiere mucho a los humanos. Así, mientras César y unos cuantos supervisan y ayudan al grupo a poner a punto la presa. Koba y un par de los suyos van donde los humanos y descubren el lugar en el que guardan las armas.



Koba decide acabar con los humanos y con quien piensa es su amigo, César, así que se hace con armas y se arma la de San Quintín.



Una vez en el poder Koba comienza una purga con los humanos y con los partidarios de César. En su escondite César se recupera con la ayuda de Malcom y vuelve a combatir por su liderazgo. Como habréis supuesto se hará con el, pero desgraciadamente los humanos se habían puesto en contacto con otros humanos y no puede haber paz, ya que como el propio César dice: «los simios comenzamos la guerra y los humanos no nos perdonarán». 



Hay algo después de los créditos, pero no es algo visual, es un sonido. El sonido de un stinger. Al parecer había planeado otro final, pero al director no le gustó, aunque está pensando en ponerlo cuando salga el Bluray.

La película está muy bien. Tiene algún momento lentillo, pero no aburre, y eso que dura dos horas. Hay gente que le ha visto una crítica a las armas, pero la verdad es que no hay más que la que pudiera haber en cualquier otra cinta. Lo que sí puede haber es una crítica al comunismo, o socialismo real, lo del «simio no mata a simio» me recordó a Rebelión en la granja y la llegada al poder de Koba y su modo de comportarse al modo en que los comunistas llegan al poder y se comportan. Aunque estoy seguro que los guionistas no pensaron en eso al escribirlo.

Los actores hacen su trabajo correctamente.

Los efectos especiales son muy buenos. No le pongo pegas a la utilización del ordenador porque hay momentos en que parecen reales.

El doblaje es bueno. Una pega le pongo, en el tráiler escuchamos a Pedro Molina doblando a Gary Oldman y en la película no le dobla él, lo hace Alfonso Vallés que aunque no hace un mal trabajo no es lo mismo ni es igual.

De la música se encarga Michael Giacchino que hace un trabajo espectacular. Hay un par de pequeños homenajes, uno a la banda sonora de Jerry Goldsmith para la película del 68 y otra al Kiriem del Requiem de Ligeti. 




NOTA 8,01946121236 DE 10


Buena opción para ver en el cine, pero no sé si merecerá la pena pagar más por las 3D. Ayer fui a los cines del Equinoccio a verla, aunque dos cosas me molestaron un poquitín: una, la gente que va al cine aunque no le gusta y se pasan toda la película con el móvil, mandando wasap, mirando el facebook, jugando a juegos. Y dos, los padres que quieren ver una película y se llevan a los críos pequeños a verla y como es larga y hay cosas que no entienden se pasan todo el rato preguntando o jugando, algo normal en los críos. 

Me ha dejado con ganas de ver la tercera parte, que estrenarán en 2016. 

Por cierto, id temiendo porque llevaron a dos chimpances al estreno de la película y lo mismo se han quedado con alguna idea. El vídeo está en inglés, desgraciadamente. 




Comentarios