La guerra de los niños (1980)


La guerra de los niños es una comedia española dirigida por Javier Aguirre.


Como no hay tráiler os pongo la canción con la que comienza la película.


Tengo un especial cariño a las películas de Parchis ya que son parte importante de mi infancia, las solían estrenar para Navidad y venía nuestro tío de Burgos para llevarnos a verlas. 

Ayer antes de ponerla tenía miedo de que fuese una auténtica basurilla, que los recuerdos buenos de lo que significaban me hubiesen hecho olvidar que eran malas. Y la verdad es que para un Óscar no es, pero es mejor de lo que me esperaba. 

Como curiosidad os contaré que esta película en realidad no iba a ser para Parchís, el guión original era para un grupo de cuatro niños, uno de ellos gordito, es por eso que durante toda la película sólo salen tres miembros del grupo y los otros dos solo salen en las canciones. 

Pero bueno, vayamos al asunto de la cotumendia.

La película empieza presentándonos a Don Matías (Manuel Alexandre), un buen hombre que tiene un perro muy inteligente, que canta, habla, va al baño, lee (como Bryan de Padre de familia) llamado Supermán (Mary). Vemos como los niños entran en el colegio y como la clase de Parchís le recibe cantando (la escena que habéis visto al principio).



Don Matí (como le llaman) comienza a darles una lección de historia de una manera tal que de haberse llegado a estrenar ahora toda la izquierda española se habría echado las manos a la cabeza. 
Poco después salen al patio y se ponen a cantar y a bailar el twist.



Conocemos entonces lo que hacen algunos de los protagonistas: Tino (Constantino Fernández) tiene un negocio a medias con un vendedor de globos. Yolanda (Yolanda Ventura) y David (David Muñoz) son hermanos, él es un sapientín que ha descubierto alimento y bebida a base de caca de tortuga (cosa que no le hace mucha gracia a su padre, que la probó con gusto) y para terminar tenemos a Carlitos (Rodrigo Valdecanto) el gordito que solo piensa en comer.

Llega el fin de curso y con el una mala noticia, una compañía malísima se ha hecho con el colegio y va a derribarlo. Don Matí aprovecha la fiesta fin de curso para contárselo a todos, padres, alumnos y profesores.

Tino, Yolanda, David, Carlitos y Supermán crean un grupo al que llamarán Comando J, porque Comando G ya está cogido (originalidad, eh), y deciden que el jefe del grupo será quien salga en los periódicos con letras más grandes. Cada uno prepara una trastada, la más recordada es la que monta el gordito. Se come una pastelería entera.



Pero gana Supermán. 

Los críos deciden hacer barrabasadas a don Atilo (Ricardo Merino), el malo, y a su ayudante Cipri (Francisco Camoiras), después deciden hacérselas a Cipri y a la Srta. Úrsula (Paloma Hurtado), y después ya directamente secuestran a don Atilo y lo maltratan. Otra de las cosas por las que esta película sería ahora políticamente incorrecta es por la violencia extrema que usan los críos. Sin ir más lejos le meten una somanta al pobre de Cipri, que hasta pena da.



Notifican a don Matí que debe abandonar su hogar y le da un infarto al corazón. Los críos van al hospital para verle pero no les dejan, así que hacen algo que no se le ocurriría hacer ni al más pintado.



Don Matí está a punto de morir y sucede una escena que convierte esta película en más políticamente incorrecta aún si cabe: los críos van a rezar.



La canción es muy bonita, vedla.

Acabando, que es gerundio. Don Atilo se ha escapado y decide tirar el colegio cuanto antes, y para ello se lleva a la Srta. Úrsula (ya que ella se ha puesto del lado de los niños).

Don Matí pide a Tino, Yolanda y compañía que le saquen del hospital que quiere morir en el colegio. Los niños lo hacen y al llegar al colegio se encuentran con que hay mucha gente protestando.

Al final la Srta. Úrsula amenaza a su jefe con informar de todos sus tejemanejes si no devuelve el colegio a Don Matías. A regañadientes lo hace y se forma una fiesta en el colegio, amenizada por Parchis.


La verdad es que no es una maravilla, pero al menos entretiene. Según la veía pensaba, ¿qué opinaran los críos actuales de la franja de edad que vimos la película en su estreno si la viesen? Lo podré saber pronto porque el 20 de este mes nació mi sobrino Rodrigo y cuando tenga uso de razón se la pondré a ver qué le parece.

Los actores no lo hacen mal. Los adultos son graciosos y los críos lo hacen mejor que cualquier actor de la hornada actual (de los conocidos, que hay alguno que no es tan conocido y no lo hace nada mal).

La banda sonora de Manuel Cubedo, no está mal. Son variaciones de los temas del grupo. Hay una pieza que me ha llamado la atención, cuando Yolanda libera a los perros, suena una especie de rondador. Como no hay ningún ejemplo os dejo con una canción más de la peli.


NOTA 6,39984212 DE 10

¿Qué fue de Parchís?  Aquí

Si sois de los que visteis esta película en el cine y tenéis niños pequeños ponédsela a ver qué opinan.



Comentarios