El circo de los extraños (2009)


El circo de los extraños es una película estadounidense de aventuras dirigida por Paul Weitz.


Se han escrito muchas sagas sobre vampiros. Yo me he ido enterando de ellas según estrenaban las películas. Tenemos las de Anne Rice (Entrevista con el vampiro), las de Stephanie Meyer (Crepúsculo) y las de Darren Shan el autor de la de la película de las que os estoy hablando y de la que no tenía idea ni siquiera de que la hubiesen estrenado.

Comienza la historia con la voz en off de Darren (Chris Massoglia), el protagonista, sobrepuesta a un funeral diciéndonos que él es el que está en el ataúd, baja la cámara y le vemos jugando con el móvil. Pasa a contarnos cómo llegó a esa situación. Nos cuenta que era un chico bueno, que estudiaba y cosas así, perooo que además era un poco gamberrete y tenía un amigo , Steve (Josh Hutcherson), con el que se llevaba muy bien pero que no caía de la misma manera a sus padres. Un día hacen novillos y les pillan, y sus padres les castigan. Pero da la casualidad que aparece el coche del Señor Mini (Michael Cerveris) y les lanza una octavilla con la propaganda del Circo de los extraños. 


Deciden ir a verlo, se escapan y al llegar conocen al Señor Alto (Ken Watanabe) que es el presentador del espectáculo. El espéctaculo les va sorprendiendo, ven a un hombre lobo a una mujer que regenera los miembros amputados, a un hombre sin estómago... Algo raro sucede cuando sale Madame Truska (Salma Hayek), una mujer barbuda que lee el futuro, y toca a nuestro protagonista. El último espectáculo lo protagoniza el señor Crepsley (John C. Reilly) con una araña gigante, casualmente tiene los colores del traje de Spiderman. A Darren le encantan las arañas y decide robarla. Mientras lo está haciendo entran en la habitación Crepsley con Gavner (Willem Dafoe, que físicamente se parece a Vincent Price), y nos enteramos que son vampiros y que hay otra especie llamada los «vampiranos» que son malos y están atacándoles.


Al día siguiente Darren lleva la araña a la escuela y por culpa de Steve se escapa causando el pánico en el pasillo. Steve trata de acabar con ella, pero el animal es más listo y le pica. Steve cae medio muerto, Darren va a hablar con Crepsley para pedirle que ayude a su amigo. Este accede a cambio de que se convierta en medio vampiro. Darren dice que sí y Crepsley le convierte en vampiro, nada de morder en la yugular es otra manera más curiosa. Steve se salva.

Suceden varias cosas y Darren y Crepsley se esconden en el circo de los extraños. Allí Darren conoce a Rebbeca (Jessica Carlson) que le hace tilín. Crepsley recibe una reprimenda de Madame Truska, que es su novia, pero acaban haciendo las paces.


Aparece el Señor Mini en el circo y pide que le den a Darren, pero Crepsley se niega. Así que el Señor Mini decide hacerse con Steve, el amigo, que tiene muy mala sangre y le pilla justo en el momento en que se va a suicidar.


Mientras los «vampiranos» entran en el circo por las malas y se llevan a Rebecca el señor Mini y Steve secuestran a la familia de Darren. Para salvarlos deberá ir al teatro en el que todo comenzó. Se produce una gran pelea, pero todo acaba en tablas debido a las maquinaciones del Señor Mini. Darren le pide un beso a Rebbeca y esta accede.



La película termina de una manera muy abierta, Gavner llega al circo y dice a Crepsley que deben partir con el muchacho pero este le dice que lo dejen para el día siguiente.

La película está bastante bien. Es muy entretenida. Tiene escenas de acción bastante buenas. Es una lástima que no pegara fuerte porque me he quedado con ganas de saber cómo continúa, a ver si hacen la segunda parte o me hago con los libros.

Los actores lo hacen muy bien todos. 

La fotografía de J. Michael Muro me ha parecido excelente.

El doblaje es espectacular. Escuchar interpretar a Salvador Vidal , la voz de Dafoe, me encanta.

La banda sonora de Stephen Trask está bien. Es bastante acertada. Hay un par de piezas que me han gustado bastante pero no las encuentro, os dejo una que no está nada mal.


NOTA 7,272136121228 DE 10

Es una lástima que pasase tan desapercibida. Así que si os podéis hacer con ella no lo dudéis.


Comentarios