Invasor (2012)



Invasor es una película de suspense española dirigida por Daniel Calparsoro basada en la novela homónima de Fernando Marías.



Hace muchos años, tantos como 17 o 18, fui al cine a ver «Salto al vacio» la primera película de Daniel Calparsoro. Yo solito estaba en la sala y salí contento, no estuvo mal. Años después hizo una película sobre el ejército español en Kosobo titulada Guerreros (curioso que no encuentre el tráiler en español de España) y la verdad es que me gustó. Esta su séptima película está basada en una novela que tomando como pretexto la guerra de Iraq, desarrolla la historia a la manera de la izquierda, falseando, ya que España no participó en esa guerra y aunque dicen en un momento que están allí en misión humanitaria es en tono que hace pensar en lo contrario. Tratan de hacer una americanada y la verdad es que flojea y bastante.

Comienza la historia en Iraq. Pablo (Alberto Ammann) es un capitán médico que va a atender a los heridos por los malvados yanquis. Junto a él está Diego (Antonio de la Torre), tratan de salvar la vida de un Iraquí y piden ayuda a los malvados yanquis para que les escolten hasta un hospital. Los malvados yanquis lo hacen, pero en el trayecto sufren un atentado. Solo quedan vivos nuestros dos protagonistas que se esconden cuando ven venir a un grupo de iraquíes.


 
Pasado el peligro comienzan a andar y llegan a una casa en la que hay unas mujeres. No recuerdo bien si es ahora cuando cortan para presentarle en La Coruña o más tarde. El caso es que nuestro protagonista está en España y no recuerda nada. Sale del hospital y va con su mujer (Inma Cuesta) y su hija (Sofía Oria). Aparece en escena Jesús Baza (Karra Elejalde), que es una especie de delegado del Gobierno para dar una compensación a los soldados que participaron en esa acción de guerra, aunque históricamente a la gente que fue a Iraq el gobierno del PSOE no les dio compensación.
  
 
Pablo comienza a recordar más cosas, por ejemplo que estando dentro de la casa llegaron los hombres y uno de ellos se lanzó a atacarle con un cuchillo y él le mata tratando de defenderse. Pero sospecha algo más. Vemos a Jesús Baza hablando con un chavalín, un personaje que, para mí, sobra ya que está mal metido en la trama, solo sale tres veces (en una «homenajeando» a Jack Nicholson en Algunos hombres buenos), aunque es importante para que esta gente demuestre al final que los soldados españoles son malos. Pablo coge el coche y se planta en La Coruña para ver a su amigo Diego, este le cuenta que pasó algo más, que después de desmayarse nuestro prota diego usó a uno de los iraquíes para hacerle una transfusión de sangre (sin encomendarse a Dios ni al diablo y con instrumental que no sé de dónde sacó), pero que es mejor no meneallo. Aunque a nuestro protagonista eso no le gusta porque comienza a recordar más cosas, como que también mato al padre, así que se va a buscar información y se planta en... ¿dónde creéis vosotros que se encuentran las informaciones secretas de asuntos súper secretos?  Exacto, en un hospital militar, no en el Ministerio de Defensa en una sala secreta. Pablo entra en el hospital militar y chaas, encuentra una carpetita en la que su amigo cuenta que en la misión hubo más muertes.
 
 
El caso es que los del gobierno del señor Zapatero se ponen nerviosos y ordenan al señor Baza que deje todo acabado cuanto antes, no matando si no con dineros. Pablo vuelve a ver a su amigo y salen a alta mar, una vez allí Diego le cuenta toda la verdad: Una vez que se estabilizó apareció otro convoy hispano useño que traía a civiles y que les mataron a sangre fría, porque los soldados son malos y el peor un español que mata a una niña pequeña que pide que no la maten, es el chavalín que puse antes que sobraba. Diego lo grabó todo con su móvil, Pablo se lo quita y salta del barco.
 
 
Desde el Ministerio del señor Bono vuelven a apremiar a Baza y este decide limpiar todo el asunto. Comienza otra persecución por La Coruña hasta que Baza atrapa a Pablo. Pasan más cosas, es por resumir. Entonces Baza amenaza con matar a la mujer e hija del prota, pero justo cuando va a hacerlo... chaaas, le llaman del Ministerio del señor Bono para decirle que Pablo ha mandado el vídeo a TVE y que ya lo ha visto todo el mundo y que no le toque ni un pelo. Pero Baza le toca un par de ellos. Al final Pablo, acaba en la cárcel acusado de traición porque los gobiernos de Bush y Zapatero manipulan la información de lo que ocurrió.
 

Es una película muy sosa. No creo que la culpa sea del director, lo raro es que no esté dirigiendo en yanquilandia, sino de la historia. Lo raro es que la Disney esté detrás de este truño sectario.

La fotografía de Daniel Aranyó es la leche, sobre todo a la hora de reflejar Galicia.

Iba a decir que el trabajo de Javier Gullón y Jorge Arenillas no es nada bueno, pero como no he leído la novela no puedo opinar. 

Los actores lo hacen bien, pero el señor Elejalde se los merienda a todos.

La música de Lucas Vidal es buena.



NOTA 3,87121251 DE 10

Como productor forzoso estoy bastante descontento con esta producción que trata de mezclar acción con la ideología de los que se creen superiores morales tratando de imitar a los yanquis, pero no saben hacerlo. De la misma ideología hicieron esta y le da cien vueltas. 

Comentarios