Hércules en Nueva York (1969)


Hércules en Nueva York es una comedia estadounidense dirigida por Arthur Allan Seidelman.


No hay tráiler en español.

Acababa de llegar Arnold a los EE.UU., ya había ganado unos cuantos Mr. Universo, y animado por su amigo y mentor Reg Park se presentó para esta película. El agente de Arnold para conseguirle el papel dijo que tenía mucha experiencia sobre el escenario, en cierto modo era verdad porque había estado en muchos escenarios en las competiciones.

Aunque tuvo que ceder en un par de cosillas, primero su apellido; decían que Schwarzenegger era muy difícil de pronunciar y se lo cambiaron por Strong (Fuerte en español) y segundo su acento era muy fuerte así que le doblaron la voz.



En la película Arnold es Hércules, que se pone en plan niño mimado y desafía a su padre Zeus (Ernest Graves)  viniéndose a la tierra, pero no a Grecia, se va a Nueva York.


Cae al mar y le recoge un barco que casualmente va a la ciudad que nunca duerme. Hércules, que como ya he dicho es un niño mimado, no deja de decir que es Hércules y de asustar a los compañeros con su fuerza. Una vez en puerto baja del barco y conoce a Pretzie (Arnold Stang), un piltrafilla vividor que ve algo en el recién llegado. Paseando por un campus universitario Hércules demuestra que es el mejor y deja prendada a Helen (Deborah Loomis). 



Zeus trata de que su hijo vuelva y la señora de Zeus, Juno (Tanny McDonald), que se quede. Además unos mafiosos amenazan a Pretzie. Se produce una competición para ver quién es más fuerte. Pero Juno ha quitado la fuerza a nuestro héroe que pierde y, claro, los mafiosos van tras él. Pero para ayudarle Helen hace como que se va con Hércules y los mafiosos la persiguen a ella, pero Hércules va tras ambos para salvar a su amada.


Hércules pide perdón a su padre y vuelve al Olimpo. Entonces Pretzie se pone triste, pero escucha la voz de su amigo a través de una radio y se alegra.

La película es una birria, pero mejor que Músculos de acero.

La historia es malona. La dirección pésima. Las actuaciones malonas, Arnold está muy rígido. Ya sé que es una comedia, pero es que no te ríes con las cosas que debieran hacer gracia, te ríes con cosas como la lucha con el gorila oso o que cada dos por tres Arnold se quite la parte de arriba para enseñar el torso. Un truñín.

El doblaje es bueno, aunque meten la pata con la diosa Juno unas veces lo pronuncian inglesizado, Yuno, otras como tiene que ser, Juno.

Lo mejor de la película es la banda sonora. Compuesta por John Balamos, ya no volvió a componer más para el cine, es música del tipo Sirtaki, me recordó a la de Poderosa Afrodita.


3,21190602 DE 10

Como curiosidad puede valer. Además la escena de la lucha con el gorila oso hay que verla.

¡Qué diantres! Os la pongo.



Comentarios