Los mercenarios 3 (2014)



Los mercenarios 3 es una película franco useña de acción dirigida por Patrick Hughes.




No tenía mucha confianza en el director, al fin y al cabo fue el responsable del truñazo titulado Red Hill. Y aunque esta sobre la que os escribo está bastante bien, no le perdonaré la anterior porque tengo la sensación que lo bueno que tiene no es cosa suya. A ver si con la próxima que va a realizar, una nueva versión del truñín titulado Redada asesina, lo hace mejor.

Unas cuantas anécdotas: Bruce Willis no está en esta parte porque exigió un millón de dólares por día trabajado, así que le dijeron que se fuera a la... que no, le dijeron que no. Jason Statham tuvo un accidente rodando una escena, los frenos del camión en el que iba no funcionaron y cayó al mar. Además de para hacer de malo ofrecieron a Mel Gibson el dirigir la película, pero declinó la oferta.


Hay un pequeño fallo del que parece que me he dado cuenta únicamente yo, cuando van a buscar a Banderas sale un rótulo que pone que están en Arizona, creo, al aparcar el coche lleva matrícula española. No sé si sería porque igual en un principio estaba pensado que le vinieran a buscar aquí y luego lo descartasen o que Antonio les dijese que esa escena la robaban por estos lares y les invitaba a comer... No sé, pero me dejó sorprendido.

Dos años han pasado desde la segunda parte, y la espera no ha sido en vano. Además da gusto escuchar mi nombre en una sala de cine.


El guion lo escribieron el propio Stallone, como guionista no suele hacer las cosas mal, y el matrimonio que nos trajo esa sopresaza que fue Objetivo: la Casa Blanca.


Comienza la película con nuestros maduritos favoritos (Sylvester Stallone, Jason Statham, Dolph Ludgren y Randy Couture) rescatando a un antiguo compañero, Wesley Snipes, el rescate sale bien y una vez a salvo le propone acompañarle en una misión. En el lugar de la misión les está esperando César (Terry Crews). Todo parece estar saliendo a pedir de boca cuando Wesley y Sylvester ven a un viejo conocido, Mel Gibson



Silvester y Mel se tienen mucha tirria, y tratan de matarse, pero en esta ocasión es Mel el que gana. El grupo vuelve a casa, pero César (Solo pongo el nombre de este personaje porque... ya sabéis el porqué) está medio muerto. Aparece Harrison Ford y le dice que ha fallado estrepitósamente y que le da una nueva oportunidad, pero debe renovarse.




Sylvester decide que no quiere ver a sus medio amigos muertos, ya que les considera muy viejos, y decide buscarse a un grupo nuevo... El que mueran los componentes de este grupo se la debe de repampinflar. Se pone en contacto con un especialista en mercenarios, Kelsey Grammer, y este le lleva por distintas zonas de territorio useño para conocer a sus jóvenes mercenarios. Elige a cuatro: Ronda Rousey, Glen Powell, Víctor Ortiz y Kellan Lutz. Descarta a Antonio Banderas por viejo. Se lleva a Arnold como copiloto a la misión y cuando todo parece que va sobre ruedas, han atrapado a Mel, se les tuerce y el malvado captura a los chavalines.



Sylvester vuelve a casa para coger armas e ir a cargarse a Mel él solito, pero aparece Banderas y le pide que le dé una oportunidad. Le vuelve tan tarumba que se la da. Preparan el avión, suben las armas, Antonio le cuenta toda su vida... Hasta le canta el estribillo del himno de la legión.



Cuando están a punto de despegar aparece el grupo antiguo y todos juntos se van a rescatar a los chavalines. Al rescate se suman también Harrison, Arnold y Jet Li. Y como habréis supuesto tendrán que luchar mucho pero todo les saldrá bien. Los dos grupos acabarán siendo buenos amigos.




Y colorín, colorado, este cuento se ha acabado.

Es una buena película, mejor que la primera pero no que la segunda. Tiene mucha acción, algún toque de humor, aunque menos que en la segunda. Una cosa que me ha gustado es que todos, todos, y son más de 15 tienen su momento de acción y su frase chula, repito, todos. 

Las escenas de acción están muy bien. Hay bastante efecto especial hecho por ordenador y da un poco el cante.

Los actores lo hacen todos bien, pero he de resaltar a Antonio Banderas (es la leche su personaje) y a Mel Gibson (es un malo fantástico). Otra cosa que me gusta de esta saga es que los malos son carismáticos, Van Damme en la segunda y Mel aquí lo bordan.

El doblaje es espectacular. Todos tienen a sus actores de doblaje habituales, aunque debo decir que el único que me salió de oído fue Camilo García (el que pone la voz a Harrison Ford), espero que si lee esto no se ofenda, pero es que tiene voz de viejo. Sí, ya sé que todos son viejos, pero he crecido viéndoles y oyéndoles y ver a Ford tan viejín y la voz de Camilo tan viejina que me dio cosa, aunque lo hiciese genial. Cosas de la mente.

De la música se encarga nuevamente Brian Tyler y vuelve a dar en el clavo a la hora del acompañamiento musical.




NOTA 7,2108081612 de 10


Si queréis pasar un rato entretenido en el cine es una buena opción, aunque no sea como las otras. 




Comentarios

  1. Soy de los que piensan que pese a tener una riqueza en el tema doblaje como la que tenemos en España, doblar a actores patrios debería estar prohibido. Antonio Banderas debería haberse doblado a sí mismo!!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo único malo es que a Banderas no le gusta doblarse a sí mismo, no sabe, es más eligió a Salvador Aldeguer él mismo. Siempre he dicho que los actores españoles actuales no saben actuar del todo porque no saben interpretar con la voz, a muchos les cuesta transmitir con el habla, puede que sea por ese desprecio al doblaje y a creer que solo con su aspecto la película será la leche. Pero la mayoría de los actores españoles que trabajan fuera pasan de doblarse porque no saben actuar con la voz.

      Eliminar

Publicar un comentario