Terminator 2: El juicio final (1991)



Terminator 2: El juicio final es una coproducción franco useña de acción dirigida por James Cameron.





Tras el enorme éxito de la primera parte se pensó en realizar la continuación, pero había un gran problema para Cameron, la calidad de los efectos especiales no era la adecuada para lo que quería el director, así que se fue dejando. Otro gran problema era que la productora que tenía los derechos, Hemmdale, no tenían mucha prisa y obstaculizaba cualquier intento de realizar la continuación. Pero, gracias a Dios, sucedieron dos cosas: Cameron rodó Abbys y decidió que los efectos especiales ya estaban a la altura de lo que quería, y Hemmdale se encontraba con problemas financieros por lo que Arnold convenció a Mario Kassar para que pagase cinco millones de dólares por los derechos y realizar la película.

Con esos problemillas resueltos tuvieron que lidiar con otro. ¿De qué irá? Y al señor Cameron se le iluminó la bombilla. En la primera parte habían eliminado una secuencia en la que iban a destruir Cyberdyne así que se puso a escribir junto a uno de sus compañeros de la primera parte y salió esta segunda parte.





El rodaje comenzó el 9 de octubre de 1990. El presupuesto fue de 102 millones de los cuales Arnold se llevó 15, James Cameron 5 y Hamilton 1. 

Para interpretar al T 1000 tenían apalabrado a Billy Idol, pero sufrió un accidente de moto y tuvieron que buscar sustituto. 

Dos pares de gemelos salen en la película, sí, aparte del vigilante de seguridad hay otra pareja...





Linda Hamilton tiene una hermana gemela y ayudó en alguna que otra escena. 


Cameron quería hacer un tráiler, pero no quería mostrar nada de la película, un teaser que se llama ahora. Así que pidió ayuda a Stan Wiston, este le dijo que tenía una idea muy buena, le dieron 150.000 dólares y el bueno de Stan realizó esto:






La película se rodó con prisa ya que querían estrenarla en el verano del 91 y durante el rodaje se produjeron muchas anécdotas. Os dejo con un par: cuando rodaron la escena del bar de moteros, una mujer entró en el bar pensando que era de verdad y al ver a Arnold en Bermudas, no le reconoció, le preguntó qué pasaba allí, Arnold la contestó que era noche de chicas y él era un stripper.



A Edward Furlong le cambió la voz a mitad de rodaje y tuvo que doblarse una vez finalizado.


Para realizar la escena de la pesadilla de Sarah, la explosión nuclear y sus consecuencias, el equipo de Stan Wiston visualizó muchas grabaciones de pruebas nucleares. Tras el estreno varios especialistas declararon extraoficialmente que era «la representación más exacta de una explosión nuclear realizada para una película».




Hubo varias cosas que estaban en el guión y no llegaron a rodarse, una de ellas era una pelea entre un T 800 bueno y un T 800 malo, ambos interpretados por Arnold, curiosamente algo parecido sale en Terminator génesis.




El 1 de julio de 1991 se estrenó en el Cineplex Odeon de Century City, actualmente cerrado, la proyección se interrumpió para anunciar la muerte de Michael Landon.

Terminator 2 se estrenó y obtuvo un éxito mayor que la primera parte. Se convirtió en la primera película en ganar más de 300 millones en la taquilla internacional, la recaudación total fue de cerca de 600. Es la única secuela nominada a los Óscar, ganó cuatro (todos ellos relacionados con cuestiones técnicas) y aunque Cameron realizó una campaña para nominar a Hamilton ya que pensaba que había actuado muy bien, no tuvo suerte y ni siquiera la nominaron.


Se encuentra en muchas listas como la mejor película de acción de todos los tiempos y para algunos es mejor que la original, la mejor de la serie. 

Parte del metraje de esta película se usó descaradamente en Situación crítica, igual que pasó con Danko y Tipo duro y El último gran heroe y Huracán. Es curioso que Treat Williams sea protagonista de dos de ellas.  En el vídeo que os dejo podéis verlo desde el minuto 1 al 2:20.


También se usó esa escena en «El camino de la traición», película que además utilizó metraje de Rambo.


Contó con una atracción en los parques temáticos de Universal titulada T2 3D, La batalla a través del tiempo. No sé si aún se seguirá haciendo.


Antes de ir a la película os dejo con el tema homenaje que realizó el grupo español Ojete Calor y con la mezcla del Máquina Total 3, que aprovechó la fama de esta segunda parte.



Comienza con unas imágenes del mundo actual, en aquella época, para pasar inmediatamente al año 2029, a una espectacular batalla entre humanos y máquinas.


La voz de Sarah Connor nos resume lo que ocurrió en la primera película y nos pone en aviso sobre qué va a ocurrir en esta película. Tras los títulos de crédito aparecen el T 800 (Arnold) y alguien (Robert Patrick), que tras golpear a un policía, le quita la ropa y el coche. Vemos también a Sarah (Linda Hamilton) que se encuentra encerrada en un manicomio y trata de comportarse bien para que la dejen salir y estar con su hijo., con desastrosos resultados


John (Edward Furlong) es un bandarra que vive en una familia de acogida a la que no respeta mucho y que usa sus conocimientos para hacer el mal. Tras sacar dinero de un cajero se van a una salón recreativo en un centro comercial. A ese centro acuden el T 800 y el misterioso personaje del principio, ambos le buscan. La sorpresa será mayúscula al comprobar que el T 800 viene a proteger al muchacho y el otro que averiguamos que es un T 1000 viene para matarle.


John irá a sacar a su madre del manicomio. El susto que se pega la pobre al ver al T 800 es morrocotudo, pero se lo lleva mayor al ver al T 1000. Conocemos entonces, creo, a Miles Dyson (Joe Morton), un científico que trabaja con alguna de las partes que se encontraron del anterior terminator. Huyen al desierto a buscar unas armas guardadas, John presentará a su robot como Tío Bob. Tras mucho pensárselo Sarah decide acabar todo por las malas y va a casa de Dyson para cargárselo, pero es interrumpida a tiempo por su hijo y el robot.


Tras contarle la historia al pobre hombre deciden eliminar cualquier rastro del terminator de 1984 y van a Cyberdyne Sistems. Hasta allí les perseguirá el T 1000 y llegarán varias unidades de la policía. Otra emocionante persecución les llevará a una fábrica en la que el T 1000 será vencido tras escuchar al T 800 decir «Sayonara, beibi». Pero el tío Bob no quiere dejar rastro así que...


Se produce una de las escenas que, dicen, más nos enternece a los hombres.

Se rodaron dos finales. En uno de ellos, eliminado gracias a Dios, se veía a una Sarah Connor anciana contando como lo sucedido cambió el futuro y viendo jugar a John y sus hijas, lo que hubiese sido una paradoja enorme.

Es una muy buena película de acción. 

Los actores lo hacen todos muy bien.

Los efectos especiales son muy bueno, así como las escenas de acción.


El doblaje es muy bueno. La única voz que me ha repateado desde siempre es la de Roger Pera que se la presta a Edward Furlong, en otros trabajos es muy bueno, pero aquí no pega. 

De la música se encarga Brad Fiedel que mejora la composición de la primera parte, supongo que tendría más dinero para hacerlo. Contó con un tema compuesto por Guns´n´roses que se convirtió en un gran éxito.



NOTA 9,87161612 DE 10

Si la visteis en su día y os gustó vedla de nuevo, más que nada porque desde que se estrenó hasta ahora ha habido varias versiones a las que se les ha ido añadiendo metraje y en la versión de Blue ray actual hay cerca de media hora más.

Una duda que tiene todo el mundo, ¿cómo pasó el T 1000 por la máquina del tiempo si, teóricamente, solo pueden usarla organismos con tejido vivo?

Comentarios