La cosa (El enigma de otro mundo) (1982)


La cosa (El enigma de otro mundo) es una película useña de suspense dirigida por John Carpenter basada en el relato «¿Quién anda ahí?» de John W. Campbell Jr., no publicado en España. 



Una cosa me llama la atención del título en español, que quien lo puso no lo cambió mucho y se documentó antes de hacerlo, me explico: esta película es una versión de otra de 1951 titulada «El enigma... de otro mundo», el que puso el título parecía saberlo y lo añadió. En estos momentos en los que hay más información no se hacen cosas así... Me viene a la cabeza «Operación U.N.C.L.E.» que es una nueva versión de «El agente de C.I.P.O.L.».

Empezaban los ochenta cuando se propusieron hacer una nueva versión de un éxito de los cincuenta. Los productores de la película querían a Carpenter para dirigirla. La Productora no, ya que tenía a otro director de pelis de miedo en nómina y querían aprovecharle, pero el éxito que tuvo La noche de Halloween (y problemas con ese otro director) hizo que cambiara de opinión. Concedieron una cantidad elevada para una producción de este tipo en aquella época, entre 10 y 15 millones de dólares. Propusieron el papel protagonista a Nick Nolte y a Jeff Bridges, entre los posibles también estaba Clint Eastwood, pero acabó en manos de Russell, afortunadamente.

El rodaje terminó en Stewart, en la Columbia británica donde, en verano, se había construido la base. Las temperaturas rondaban los 15 grados bajo cero.

La película se estrenó y, sorprendentemente, fue un fracaso relativo, recuperó lo invertido eso sí, pero en esos lares y por esas épocas eso no era decir mucho. Varias factores tuvieron la culpa, entre ellos dos películas: E.T. que se estrenó un par de semanas antes y parece que cambió la mentalidad de la gente acerca de los extraterrestres, y Blade Runner, que se estrenó el mismo día que ésta. La casquería que sale en la película no fue muy bien acogida. Los críticos la ponían a parir. El director de la versión de los cincuenta no habló muy bien de Carpenter ni de la película. En Finlandia estuvo prohibida. Es la película que más rabia le da a Carpenter que fracasase ya que es a la que más cariño tiene.

Pero gracias al mercado internacional, y al emergente mercado del vídeo, se convirtió en una película de culto. Contó con una precuela curiosilla y varias adaptaciones al tebeo. En la base Amudsen-Scott tienen la tradición de poner esta película la primera noche de invierno antártico, también ven El resplandor. Otra curiosidad es que dos de sus protagonistas se llaman Mac y Windows, en aquella época no existian. 

Comienza la película en un páramo del Polo Sur, un helicóptero noruego persigue a un perro y trata de matarlo.


El perro y el helicóptero llegan a la base useña. Los noruegos mueren y los doce habitantes de la base adoptan al perro. MacReady (Kurt Russell), Childs (Keith David), Nauls (T.K. Carter),  Clark (Richard Masur), el Dr. Blair (Wilford Brimley) son alguno de ellos. El perro pasea libremente por la base mientras MacReady y otro par de compañeros se acercan a la noruega a ver qué pasó. Lo que encuentran les asusta.


Vuelven a su base con un misterioso cadáver y comienzan a pasar cosas. El perro se transforma en un repugnante ser y empiezan a caer uno a uno.


La película acaba con MacReady y Nauls bebiendo güisqui mientras observan arder la base. A día de hoy a los actores les siguen preguntando quién de los dos era humano y quién estaba contaminado.


Es un peliculón. Creo que es la primera película de miedo que vi.

Los actores lo hacen bien todos.

Los efectos especiales son espectaculares. En algunos momentos pueden herir sensibilidades.

El doblaje es realmente bueno.

De la música se encargó Ennio Morricone, y es una gozada. Cuando se conocieron Carpenter le dijo a Morricone que se casó con su música, el italiano no sabía a qué se refería hasta que le dijo que el día de su boda era música de Ennio la que sonaba. Curiosamente es muy «carpenteriana».


NOTA 10 DE 10

Si queréis pasar un buen rato, y no habéis visto esta película hacedlo, no os arrepentiréis.

Comentarios