Cristal Oscuro (1982)


Cristal oscuro es una película anglouseña de aventuras dirigida por Jim Henson y Frank Oz.


La idea para hacer esta película le llegó a Jim Henson mientras hojeaba un libro de «Alicia en el país de las maravillas» ilustrado por Leonard B. Lubin. Los dibujos mostraban animales vestidos con ropas, y entonces llegó a este...


De ese dibujo le vino la inspiración. Durante mucho tiempo trabajó en el guión, acompañado de su hija Cheryl. Quería hacer un cuento para niños, pero que volviese a los clásicos de los hermanos Grimm, no veía sano que los niños creciesen sin tener miedo.

En las primeras versiones del guión el planeta en que se desarrollaba la historia se llamaba Mithra, un golpe de estado realizado por una raza llamada reptus acaba con la vida de todos los habitantes menos uno que es adoptado por los místicos. Se cambiaron nombres, el planeta acabó siendo Thra simplemente y los protagonistas pasaron de ser Brian y Dee a Jen y Kira, los malos pasaron de ser siete basados en los pecados capitales a ser nueve... El título pasó de ser «El cristal» a «La crisálida oscura» a «Cristal oscuro». Se eliminó una escena en la que Jen y Kira huían bajo la tierra y se encontraban con una raza de pequeños seres, esto dio lugar, años más tarde a cierta serie que todos conocemos.


Henson contactó con Bryan Froud, conocido por sus animaciones para que le echase una mano. Para colaborar en la película exigió que se leyesen los libros de Seth escritos por Jane Roberts. Se crearon distintos idiomas para las distintas razas, el idioma de los podling se basó en el serbocrata y el de los skeksis no se sabe bien en qué ya que hay dos personas que afirman ser ellos los creadores, y uno dice que se basó en el antiguo egipcio y el otro en idiomas indoeruopeos. Tras los pases de prueba se doblaron los diálogos al inglés ya que la gente encontró los subtítulos bastante molestos.


Para poder vender la película Henson y Froud crearon un folleto de 20 páginas con el título «El cristal» en el que se incluían los diseños de los personajes. El rodaje fue complicado. Los pases previos fueron un fracaso, el propio Henson recortó veinte minutos. La productora fue vendida a alguien que no tenía mucha fe en la película e intentó no estrenarla, pero Henson la compró y pagó de su bolsillo toda la publicidad.



El presupuesto fue de 15 millones y la recaudación fue de 40 en territorio useño. En ese país no tuvo muy buena acogida, la gente iba al cine esperando ver algo típico de Henson, fue el creador de Barrio Sésamo y Los teleñecos, y se encontró con una película lenta, que tiraba al arte y ensayo. Curiosamente en el resto del mundo tuvo muy buena acogida, en Francia y Japón fue la número 1 durante bastante tiempo. En los países musulmanes está prohibida.



Mientras se rodaba la película Henson pensó que sería buena idea realizar una novelización en la que contar alguna cosilla más sobre ese misterioso mundo y contactaron con A. C. H. Smith. Henson y Smith tuvieron sus más y sus menos, pero al final salió con el visto bueno. El libro se editó en España. Tiempo después salieron cómics con aventuras en ese Thra. 

Pasado el tiempo se ha convertido en una película de culto. Cuenta con varios libros, cómics. Y se lleva planeando una continuación desde hace años. 


«En otro mundo, en otro tiempo... En la era de la maravilla, hace mil años esta tierra era verde y era buena». Así comienza la película con una voz en off que nos cuenta como comenzó la porfía. Se quebró el cristal y aparecieron dos nuevas razas: Los crueles Skeksis y los apacibles Místicos. Los Skeksis se quedaron en el Castillo del cristal y los Místicos fueron a un paraje agradable.




Los Místicos han estado criando al último de los Guelflin, Jen (Joan Pera). El más sabio de los místicos (Felipe Peña) le cuenta antes de morir que debe encontrar el fragmento de cristal roto antes de la conjunción de los tres soles y reparar el gran cristal oscuro. Antes de morir le dice: «Acuérdate de mí. Puede que nos encontremos en otra vida, pero nunca más en esta». Jen obedece y va a casa de Ogra, que es quien posee el fragmento.





Mientras, en el Castillo del Cristal muere el más anciano de los Skeksis, se produce una lucha por el poder del que sale perdedor Chambelán (José María Ullod, creo) y ganador el General (Pepe Mediavilla). Chambelán es desterrado.




Jen conocerá a Ogra (Carmen Contreras), encontrará el pedazo del cristal y proseguirá su camino hacia el Castillo. Conocerá a Kira (Nuria Mediavilla), que es la última Guelflin hembra. Ella le contará que fue criada por los Podling, unos bonachones seres que cantan alegremente cuando son atacados por los Garzim que se les llevan al Castillo. Jen y Kira escapan, pero encuentran a Chambelán.




El skeksi trata de engañarlos, pero ellos son más listos y prosiguen su camino. Los místicos, mientras, han comenzado un viaje hacia el castillo.




Los dos Guelflin llegan al castillo y, como habréis supuesto, conseguirán unir el cristal.


Es una buena película aunque algo lenta, adelantada a su época. Ganó premios en festivales de cine fantástico.



Los efectos especiales son la leche. Recuerdo haber visto imágenes del rodaje de la fuga con los zancudos de pequeño que hicieron que pidiese que me llevaran a verla. Os dejo un vídeo con imágenes, sin sonido, de la preproducción.



El doblaje es muy bueno. Curiosamente a los skeksis les llaman skekses, que es como se iban a llamar en un principio en la versión original.


De la música se encarga Trevor Jones y es una gozada de principio a fin. Os dejo con dos temas, el del comienzo y el baile pod.






NOTA 7,99929210 DE 10

Si no la habéis visto, hacedlo, pero os vuelvo a decir que es muy lenta en su desarrollo. Ojalá consigan hacer la segunda parte.



Comentarios