El último dragón (1985)


El último dragón es una película useña de aventuras dirigida por Michael Schultz.

No hay tráiler en español, así que os dejo con el tema principal que no está nada mal.


Esta película es una de las muchas que descubrí en el vídeo club.

En los setenta y, más o menos, los ochenta las películas de artes marciales estaban de moda. El estudio metio presión para rebajar el presupuesto dos millones así que el director y Louis Venosta, el guionista, se reunieron para modificar el guion, en cierto momento Louis quedó dormido y el director aprovechó para arrancar 40 páginas, al día siguiente tuvieron que volver a escribir lo borrado. En la escena inicial vemos como el protagonista rompe una flecha en movimiento, el actor estuvo practicando mucho tiempo para poder conseguirlo así que lo que vemos es real. El presupuesto final fue de 12 millones de dólares y recaudó 33 solo en los EE. UU. , fue todo un éxito.


La película comienza presentándonos a Leroy (Taimak) al que su maestro le dice que ya le ha enseñado todo lo que sabe y que debe marchar. El joven le dice que no, que aún no ha conseguido alcanzar el aura y su maestro le dice que busque a un gran maestro llamado Chao Chalao. Leroy parte en su búsqueda.


Conocemos también a Laura Charles (Vanity, guapísima), presentadora de un popular programa musical llamado El séptimo cielo. Conocemos también  a los malos: El shogun del Harlem (Julius Carry), que quiere luchar contra Leroy, Rock (Mike Starr) empleado del más malo, Eddie Arkadian (Christopher Murney), un mafioso de medio pelo que tiene una novia cantante (Faith Prince) y quiere que Laura emita un vídeo en su programa.


Leroy evita que Laura sea secuestrada y ella se queda pillada por él, más tarde la rescata y ya es el acabose. 


Los malos acaban conociéndose y unen fuerzas para acabar con su enemigo común, Leroy. Este descubre que su maestro le había engañado y Chao Chalao no existe, que el aura es algo que se tiene y sale cuando más se necesita. Como habréis supuesto él la tiene y la sacará cuando, nuevamente, vaya a rescatar a Laura.


No es una película de óscares, pero es muy entretenida. Las escenas de lucha son muy buenas. 

Tiene varios números musicales, es más hay veces que meten directamente vídeos. El primero es Rhythm of the nigt que se convirtió en un éxito e incluso sirvió como anuncio para Coca Cola, casualmente sale bastante ese refresco.

Los actores lo hacen bien.

El doblaje es muy bueno.

De la música se encarha Misha Segal, es curiosilla. No hay nada de esta película así que os dejo algo de otra película.


Ah, y el vídeo del que os hablé antes. A ver si os suena.




NOTA 6,927992 DE 10


Es una película muy ochenteña, así que si os gustan de esa época no es una mala elección.

Comentarios