Rogue one: Una historia de star wars (2016)


Rogue one: Una historia de star wars es una película useña de acción dirigida por Gareth Edwards.




Hace un tiempo escribí una entrada sobre lo que me parecía el título de esta película. 


He ido a verla, tengo poca fuerza de voluntad, lo reconozco, pero sigo pensando que el desprecio que Disney hace al idioma español es bastante grande. Aunque por lo que veo lo hace en todos los sitios.

Sigue sin gustarme que en lugar de La guerra de las galaxias se diga Star wars, pero reconozco que no soy tan inteligente como las personas que lo dicen en inglés. 

NO me arrepiento de haber ido a verla porque es un peliculón, la mejor después de El imperio contraataca. Parece que Disney va a aprovechar el filón galáctico, series de animación (bastante buenas por cierto), se habla de series con personajes reales, la mercadería y películas para cine que creo yo que quieren darnos una por año, pero de una manera especial: un año una película de la saga, otro año una película del mundo galáctico pero que no entra dentro de la nanología (por así llamarla). Y la verdad es que si son así de buenas merecerá la pena, y si encima respetasen un poco más nuestro idioma mejor que mejor. 


Ha tenido un presupuesto aproximado de unos 200 millones de dólares, muy bien empleados y que ha recuperado el primer fin de semana, 290,5 millones ha hecho a nivel mundial. Bastantes prendas del vestuario se usaron en las películas de la trilogía original. George Lucas dijo al director, tras ver un pase privado, que le encantó. 


Hubo rumores de que la película no iba a ser buena ya que se rodaron cosas una vez terminado el rodaje oficial. 

La película comienza en un planeta muy verde y muy bonito al que llega una nave del imperio buscando a Galen Erso (Mads Mikkelsen) y su familia, él había estado trabajando en su proyecto estrella (jejeje). Orson Krenicc (Ben Mendelshon) era su superior y amigo, pero ahora está obsesionado con acabar lo que comenzaron. La hija escapa y es rescatada por Saw Gerrera (Forest Whitaker).


Han pasado 15 años y Jyn (Felicity Jones, muy guapa), la hija es una mujercita rebelde, aunque no pertenece a los rebeldes, desprecia de igual manera a todos. Conocemos también a Cassian (Diego Luna) un espía rebelde que no duda en matar a quien le ayuda para no poner en peligro su misión. Jyn es rescatada y llevada a Yavin 4 donde la piden ayuda para contactar con quien fue su mentor y que les ayude en la lucha. Ella acepta a regañadientes. 


Su misión la llevará por varios planetas acompañada por un reducido grupo compuesto por Chirrut (Donnie Yen) un ciego que cree en la fuerza, aunque no es yedi, su inseparable amigo  Malbus (Wen Yiang) y un robot muy carismático llamado K-2SO (Francesc Góngora). Juntos serán testigos del primer golpe que proporciona la estrella, Alderaan fue destruido por completo, pero antes ya la habían usado para menudencias. Jyn encontrará a su padre y cierto hecho hará que cambie de opinión y se una a los buenos. 


Nuestra heroína propondrá hacer algo que le contó su padre, conseguir los planos de la Estrella de la muerte y encontrar el fallo que él puso en esa nave. La alianza pasará de ella, el miedo les puede, pero Jyn y un grupo de valientes irán al planeta en que se encuentran. 


Y la cosa acabará bien... para la alianza.

Es un peliculón, repito. Dura poco más de dos horas que se hacen cortísimas. Enlaza todo realmente bien con la trilogía original, a la que hace constantes homenajes, incluso hay uno a La loca historia de las galaxias. Hay escenas de batallas muy buenas, hay momentos de humor. Hasta sale Darth Vader que tiene un momento flipante.


Los efectos especiales son la leche y se agradece que haya también efectos de maquillaje de los de toda la vida. Gracias a la parte digital aparecerá un personaje importante del episodio IV, el grand moff Tarkin, y veremos a una jovencita princesa Leia. El fallo de estos personajes es el de todos los personajes humanos animados, los ojos, pero están realmente bien hechos. 

Los actores lo hacen muy bien. 

El doblaje es fabuloso. Pensaba que Darth Vader sin Constantino Romero quedaría mal, pero Pedro Tena, el actor que le sustituye, hace un muy buen doblaje. Un fallo es la pronunciación de un personaje,  se apellida Gerrera y lo pronuncian Guerrera. La tontería del Rogue one es lo peor, con lo bien que hubiesen quedado si se hubiesen informado un poco y lo hubiesen dejado con Pícaro uno, aunque en El despertar de la fuerza ya hicieron la tontería de llamar a la nueva arma Star killer y seguir hablando de la Estrella de la muerte, quedaba ridículo. 

De la música se encarga, admirablemente bien, Michael Giacchino. Y más teniendo en cuenta que fue contratado a última hora, despidieron al compositor que tenían desde el principio por desavenencias, y solo tuvo un mes para componer. 


NOTA 8,569918231 DE 10

Id a verla, y si os sienta mal que Disney desprecie nuestro idioma id el día del espectador para pagar menos. Eso sí, llevad pañuelos de papel si sois personas sensibleras. Si sois admiradores de la saga original esta película os encantará.

La vi en 3D y no es nada especial, así que no os lo recomiendo. Al parecer hay una escena tras los créditos, pero sólo en la versión Imax. 


Comentarios