Mil palabras (2012)



Mil palabras es una comedia estadounidense dirigida por Brian Robbins.



Paramount España no se ha currado el tráiler, es un pelín cutre ya que lo único que han hecho ha sido poner las voces. Las letras yel título lo han dejado en inglés, incluso el comentarista dice el título en ese idioma.

Los que me conocen saben que soy admirador de Arnold, me gustan todas sus películas. Pero lo que pocos saben es que Eddie Murphy es otro de los actores que más me gustan, y aunque estos años parece que no tiene mucha suerte con las películas de vez en cuando saca algo majo. Parece que se va a pasar a la pequeña pantalla con una serie de su personaje más famoso, Alex Foley

De echo, escribí un guión en el que el protagonista era Arnold pero había un papel para Eddie. Aclaro que la historia no era del tipo Los mercenarios y que el guión me desapareció, no sé a quién se lo dejé.

Pero vayamos a la que hoy nos ocupa.

Comienza la historia presentándonos a Jack McCall, Eddie, que es un agente literario muy bueno que elige las novelas leyendo las cinco primeras y las cinco últimas páginas de las mismas. Ha escuchado que un famoso gurú, el Dr. Sinja (Cliff Curtis), ha escrito un libro y ha decidido hacerse con él. Conocemos también a su esposa Caroline (Kerry Washington) y a su hijo. Jack va a conocer al gurú y consigue que firme con él.


Para celebrarlo se acerca a la residencia en la que vive su madre (Ruby Dee), enferma de alzheimer y que piensa que Jack es su padre. 


Por la noche aparece un misterioso árbol en su jardín, nos fijamos que cada vez que habla cae una hoja. Al día siguiente va a hablar con el gurú porque el libro prometido solo tiene cinco hojas y es del tamaño de una libreta. Le da las gracias por el árbol y el Dr. Sinja le dice que no le ha regalado nada y que quiere verlo. Al llegar le cuenta que ese árbol está unido a él y que por cada palabra que diga caerá una hoja. Y que al caer todas él morirá. La vida de Jack comienza a cambiar ya que hace todo lo posible por no hablar. Empieza a tener jaleos en el trabajo, con la parienta... Así que decide contárselo a su secretario Aarón (Clark Duke), al principio no le cree pero acabará haciéndolo.


Trata de quitarse la maldición realizando buenas acciones, pero no funcionan. Mientras, su mujer que ve que pasa algo raro piensa que es por algún tipo de crisis así que decide prepararle una sorpresita en un hotel.


Todo se tuerce, ya que él no puede hablar. Caroline le deja, pierde el trabajo y él, borracho, comienza a hablar para quitarse la vida pero aparece su secretario y le calma, con un buen golpe. Al día siguiente Jack decide tomárselo con más filosofía y se lee el librito del gurú.


Pasea por las calles, hace las paces con la esposa, habla con su madre, emotiva escena. Y decide hacer buenas acciones, pero esta vez salidas del corazón.

Termina como supondréis que tiene que acabar.

Cuando leí la sinopsis me vino a la cabeza esta canción de los mojinos, pensé que Eddie era un parlanchín y que por pesado le maldecían, pero no, es más filosófica la cosa. No es una mala película pero recurre a topicazos, desde la madre con alzheimer hasta frases y situaciones típicas. Da la impresión de que la haya escrito una máquina basándose en arquetipos.

Los actores no lo hacen mal. Parece que el señor Murphy haya bebido de la fuente de la eterna juventud porque no cambia el cab..azo.

El doblaje es bastante bueno. Eddie tiene su voz de toda la vida, la de Juan Fernández.

La banda sonora de John Debney realmente buena, es un buen profesional y lo demuestra en cada composición.


NOTA 6,18992876 DE 10

No es una mala elección para alquilar, así que ya sabéis si tenéis algún vídeo club cerca (Sí, aún existen), id a pillarla. Y si la echan en la tele, vedla, aunque durante el desarrollo penséis que vaya chufa al final pensaréis «Bueno, no ha estado tan mal».

Comentarios