Cactus Jack (1979)



Cactus Jack es una comedia estadounidense dirigida por Hal Needham.




Recordaba haber visto esta película de pequeño, una vez, y llevaba bastante tiempo queriendo verla de nuevo, así que esta tarde lo hice.





Comienza con nuestro protagonista, llamado Cactus Jack (Kirk Douglas), tratando de asaltar un tren. Se sube a una loma, se pone a contar y cuando cree que es el momento salta... Patapof, los vagones habían pasado todos y él se queda en las vías viendo como pasa. Después le vemos cabalgar con su fiel, y cabroncete, caballo llamado Güisqui hacia el típico pueblo del oeste useño. Cactus va directo al banco y es entonces cuando nuestras dudas sobre su capacidad quedan confirmadas. Es tan zote que necesita un libro sobre los malvados del oeste para hacer lo que quiere, en este caso volar la caja fuerte del banco que, como habréis supuesto, le saldrá mal y le meterán al calabozo.





Aparece Guapo Forastero (Arnold), un vaquero con un revólver de siete balas que es una mezcla de buena persona y tonto del culo, que trata de ser buena persona ayudando a cruzar la calle a una ancianita que resulta que no quería cruzar.  




Conocemos a Estupenda Jones (Ann-Margret), que es la hija ligera de cascos de un hacendado que la envía a recoger unos dineros al banco que acababa de asaltar Cactus Jack. El señor Jones encarga a Guapo Forastero que custodie el dinero y a su hija desde el banco hasta su hogar. Pero el dueño del banco (Jack Elam) contrata a Cactus Jack para que les siga y les robe el dinero, no sabe que el ladrón es muy, muy torpe. 

Y a partir de aquí se sucederán situaciones a veces divertidas, que recuerdan y mucho a las de los dibujos de la Warner. De echo, según la veíamos me dijo mi madre: Pobrecillo, parece el Coyote, nada le sale bien.




Estupenda se insinúa constantemente a Guapo Forastero, pero como es tan cortito no se entera de nada. Como último recurso para llevar a cabo su plan Cactus Jack decide pedir ayuda a los indios, que resultan ser igual de patosos que él.



Y llega el final, es cortita, y en menos de dos minutos se cargan el resto de la película ya que es realmente estúpido, no divertido, estúpido. Y nos muestran que la película es un homenaje a los dibujos de la Warner poniendo como música una versión de «The Merry-go-round broke down». 

Los actores no lo hacen mal, es curioso ver a Kirk Douglas en un papel de este tipo. 

El doblaje es bueno, aunque hay un pero. A lo largo de la película se escuchan canciones, que no doblaron porque supongo que pensarían que eran canciones tradicionales o algo así, pero resulta que son canciones que cuentan cosas sobre los protagonistas y lo que sucede (Algo parecido a lo que se hizo en Algo pasa con Mary años más tarde, y que tampoco se dobló), no hubiese estado mal que las doblasen. En caso de que lea esto la distribuidora y piense «Pues la redoblamos», que sepa que no hace falta redoblarla toda, solo las canciones.

De la banda sonora se encarga, y con bastante acierto, Bill Justis. Un compositor que hizo pocas cosas para el cine. No hay nada de esta película así que os dejo algo que compuso para otra.




NOTA 6,012891223 DE 10 

Es curiosilla, quitando ese par de minutos. Si os gustan los dibujos de la Warner, vedla.

Comentarios