The lobito (2013)


The lobito es una película española de arte y ensayo escrita y dirigida por Antonio Dyaz, si la reina es Letizia con z ¿por qué él no puede ser Dyaz con y (ahora se dice ye)?


Hace unas semanitas se habló de que se iba a estrenar en España la película «The room», y aunque ya había leído sobre ella busqué en youtube. El caso es que en los vídeos que hay a la derecha, que creo son recomendaciones, salió este:



¡«Flipao» me quedé!.



Pero, pero, pero... ¿«quesquesé»? me pregunté y me puse a buscarla y vi que estaba recién subidita a ciertas páginas malas de interné. ¿Casualidad? Así que hice lo que he hecho otras veces con películas de este tipo de las que no ha oído hablar nadie pero que, casualmente, aparecen en esas páginas malas.

En el disco duro la tenía y hoy, me he sentido valiente, y me he puesto a verla. 

67 minutos, así que si es mala no perderé mucho tiempo, pensé al ver la barra de la duración. 

La película comienza con la palabra HOY saliendo a modo de flash, de esos que causan epilepsias en Japón, será el nombre de la productora, pensé, pero no. Después vemos una serie de animales y fetos en formol, será algo importante en la trama pensé yo, pero no. Después vemos un tren de los antiguos, de esos que echan humo, y una voz en off (la del propio Dyaz) nos cuenta que es el tren que sale en la película Harry Potter. 

Nos enteramos que es un director de cine arruinado que ha recibido una sorprendente ayuda de un supuesto familiar suyo llamado Fernández. La ayuda consiste en un lobito de plástico de Disney, un ático, dinero... Todo a cambio de que ruede una película de miedo. El caso es que a Antonio eso le parece rarro, rarro y decide averiguar quién es ese familiar. Su primer destino, el paraíso socialista por antonomasia: Cuba. Nos deleitamos con el espectacular clima, los fantásticos modelos de coche último modelo... en los años 50. Antonio llega a la Escuela internacional de cine y TV de Cuba en un lujoso descapotable.


Da una charla en un auditorio cubano lleno de chinos (guiño, guiño) y decide que a lo mejor Fernández es chino, así que decide ir a Shanghái, pero primero pasa por Madrid donde monta un pedazo fiesta a la que acuden sus amigos (Coque Malla y demás) para echarse unas risas, beber, esnifar...  Llega a Shanghái y no descubre nada así que piensa que igual Fernández tiene que ver con el pasado comunista de su familia y que tiene que ir al país que cualquier persona de izquierdas de toda la vida tiene como ejemplo y gustaría ver implantado en el suyo: Corea del Norte, pero ahí no le debieron dejar entrar. Gracias Cao de Benós. Así que se va a Inglaterra a una tienda de juguetes y ... El caso es que vuelve a España para que le hagan análisis al lobito y descubre que el muñeco proviene de una isla del norte de Escocia llamada HOY ... ¿Recordáis? ¡Hoy!, como lo del principio. Descubre que el lobito tiene voz de vieja (Amparo Valle) y se dedica a hablar con él.


¡67 minutos, son solo 67 minutos!, me repetía mentalmente. 

Antonio decide ir a la isla de HOY, siguen saliendo imágenes del tren de Harry Potter, paisajes escoceses. Aparecen en escena un par de raros personajes del MI6; Candy (Bianca Avram) y Klaus (Abshishek Bhagat). 

Y por fin llega el final. Lo mejor de la película con diferencia ya que sale Darth Vader.


Es una película con un presupuesto de 120.000 euros, que creo que se han conseguido mediante suscripción popular y que el señorito Dyaz se ha gastado en ver mundo y vivir la vida. Aunque haga mención en un momento a que tiene acreedores debido a sus anteriores cintas.

Me preguntaba yo: la gente que sale en esta película ¿sabe que sale en esta película? porque vergüenza me daría.

Los actores no lo hacen nada bien, aunque de todos el que mejor trabaja sea Juan Palomo (osease Antonio Dyaz el director, actor, guionista,productor...), que sale en el 97% del metraje... Puede que esté teniendo una especie de síndrome de Estocolmo cinematográfico.


Leí que era una comedia, pero debe ser un humor para gente inteligente y progresista y no para lúmpenes. Dos cosas me hicieron reír. Esto de aquí abajo una de ellas:


El otro puntazo que me hizo reír tiene que ver con el compositor de la banda sonora de la película, Namfle Ynnad, compositor sin él saberlo porque es Danny Elfman al revés. Cogió música de alguna de sus composiciones y las puso al revés. Es un poco tonto el chiste, pero me hizo gracia. Os dejo con la canción que sale en los créditos finales, que no es de Danny Elfman.



NOTA 2,5400162 DE 10

Al acabar de verla me vinieron a la cabeza varias películas, entre ellas «The room» y «Troll 2», según cuentan hay gente que se reúne para verlas y van disfrazados de los personajes de la peli y repiten escenas y pensé: Ojalá esta película llegue a eso, que la gente vaya a la escocesa isla de HOY disfrazada de Darth Vader con un lobito de Disney en las manos dispuestas a ver un truñazo épico mientras beben cerveza o güisqui. Pero únicamente si no ha recibido ni un solo céntimo de dinero público, da igual el país que sea.  


Comentarios