El viaje de Arlo (2015)


El viaje de Arlo es una película estadounidense de animación dirigida por Peter Sohn



Muchos problemas ha tenido esta película durante su realización. Fue pospuesta varias veces, se reescribió el guión otras tantas. Se cambió a los actores. Problemas que han conseguido que esta producción haya recaudado a nivel mundial más de 130 millones en solo dos semanas.


La película comienza con el famoso meteorito que acabó con los dinosaurios, pero en vez de caer pasa de largo. Millones de años después los dinosaurios siguen en la Tierra, pero no como en esta otra producción Disney o como en Súper Mario Bross, tras millones de años se encuentran en una prehistoria «dinosauril». Manda narices que tras millones de años no hayan avanzado nada, pero en fin, sigamos.


Arlo (Adrián Mier) es el más pequeño de los hijos de Henry (Salvador Aldeguer) e Ida (María Antonia Rodríguez). Es bastante miedoso e inútil, pero es el ojito derecho de papá y mamá. Cierto día el padre le encomienda vigilar el granero que está siendo asaltado por un bicho. Arlo descubre al bicho, un niño humano al que más tarde llamará Spot. Le deja escapar, el padre se enfada y los dos van tras el crío, pero algo malo sucede y...


Pasa el tiempo y Arlo y su madre están segando el campo cuando aparece de nuevo Spot. Arlo va tras él, caen al río y... Aparecen en el quinto pino.


El pequeño dinosaurio emprenderá el camino a casa acompañado del pequeño humano y vivirán muchas aventuras, conocerán a unos dinosarios vaqueros, a unos pterodáctilos más malos que la quina... 


Arlo y Spot acabarán cogiéndose cariño y volverán con su familia. Cada uno con la suya.

Es una película sencillita, con situaciones que hemos visto en otras muchas películas, pero muy entretenida. Me ha gustado más que Del revés.

La animación es muy buena.

El doblaje está muy bien. 

De la música se encargan Jeff y Michael Danna y está muy bien.


NOTA 6,19042042 DE 10

Buena película para toda la familia. Aunque quizá se hace un poco corta. 


Comentarios